El Tocadiscos de Mejías

En La Ciudad De La Memoria Mejías se refugia al calor del alcohol, el cine, pero también de la música. Música de tiempos dorados, que jamás volverá pero que aún no se ha ido. Música sin efectos especiales, forjada en el interior de músicos atormentados y voraces, risueños y apasionados, música que alude directamente a lo que existe dentro de todos nosotros.