Blog

Es hora de merecerlo

     De merecerlo. Sí.
     Tanta energía empleamos en la queja, en lo desabrido, en la crítica. Los españoles nos activamos de cero a cien si hay algún enemigo al que abatir, si han hecho daño a uno de los nuestros, si los de siempre hicieron lo que hicieron como nunca…
     Y sin embargo, no somos tan voluntariosos en la construcción, en tender puentes que nos lleven de isla en isla, cosiendo retazos de lo que somos para demostrar que dos más dos no son cuatro, sino algo más. Eso nos cuesta tanto.
11297879_10202841519518052_1969513571_n     Por eso es de justicia destacar la labor de algunos grupos que emplean sus fuerzas en la construcción y que no son precisamente tibios, ni precisamente blandos. Hablo de la reciente iniciativa ciudadana Acción Cívica, cuyo presidente es Antonio Penadés, y que se empeña en poner las cosas en su sitio, y en darnos una lección de trabajo bien hecho.
     Es reciente su labor como acusación popular en el caso Blasco, pero solo se trata de un pequeño (gran) paso en el camino. El pasado lunes 8 de junio, Acción Cívica se presentó a lo grande en La Rambleta, con el documental «La Corrupción, el organismo nocivo» de la productora Pandora Box, y un posterior coloquio con el propio Antonio Penadés, el fiscal Vicente Torres y el interventor Joan Llinares.
     En ambos asaltos se procedió de la forma más elegante y adecuada que haya visto en los últimos tiempos en esta gastada piel de toro: sin ajustes de cuentas, sin etiquetar opciones ideológicas, sin embadurnar lo esencial con siglas de partidos políticos, que nos acaban metiendo en una u otra trinchera. Llamando al pan pan, al vino vino, y a lo que no debe ser tolerado con una claridad meridiana desprovista del lógico apasionamiento, con un mensaje que llega a todos los ciudadanos. Ninguno queremos la corrupción; ninguno podemos tolerar el maltrato de nuestras instituciones, ni de aquellos que lo denuncian (héroes humildes sin pretenderlo), ni de aquellos que lo sufren. Eliminando estas malditas etiquetas ideológicas acabamos pisando un terreno común que los partidos pretenden hurtarnos, que el sistema de continua campaña electoral de nuestro país contamina cada día sin descanso. Bien hecho por Acción Cívica y su discurso para todos, y bien hecho por la productora Pandorabox.

11292831_10202841519598054_1897223960_n

Acción Cívica tiene un listado de socios destacados «por su relevancia social y su calidad humana» (http://accion-civica.org/socios-destacados/) y, por alguna razón inexplicable, ha decidido incluirme en este selecto club, al cual me va a llevar toda toda la vida merecer dicha pertenencia. Por eso, ahora pienso: iniciativas como PandoraBox y Acción Cívica han dado ese paso al vacío de atreverse a construir, a denunciar, a crecer, todo eso a la vez. Ahora es nuestro turno de merecer a estos grupos de nuestra comunidad. Ahora es el momento de mojarse, de empaparse de este espíritu, no ya democrático, sino ciudadano, humano. Como los antiguos atenienses, se espera de nosotros estar a la altura de estos tiempos aciagos.

    Yo digo que es hora de merecerlo.