Blog

Liturgias Literarias El Cuaderno Rojo

El Club Literario El Cuaderno Rojo, al que tengo el honor de pertenecer, ha puesto en marcha unas jornadas en BiblioCafé, de periodicidad vagamente mensual, que empezaron el pasado 18 de mayo con la ponencia del escritor Sebastián Roa.

Hemos bautizado estas reuniones como "Liturgias literarias", puesto que el autor en cuestión desnuda ante nosotros sus hábitos de composición, documentación, manías, estilo, en fin, todo lo referente a cómo encara la tarea de escribir sus manuscritos, desde la pimera idea hasta incluso las galeradas finales.

En este caso, Mr. Roa preparó un didáctico power point de presentación, donde pudimos observar, entre otras cosas, las fuentes que utiliza como bibliografía, su meticulosidad a la hora de ordenar los eventos históricos, las fotografías (reales) de los gigantescos paneles de corcho donde crea la trama mediante papeles de colores (grrr, se resiste a usar scrivener), las libretas de fallos y de detalle, conceptos inventados por él, pero de indudable utilidad (vi alguno tomando notas)… En fin, todo muy interesante y, sobre todo, muy sincero. Posteriormente vino el turno de preguntas donde acribillamos a Mr. Roa contra el cristal, aunque se defendió bastante bien.

Acudieron al acto diversos escritores, muchos de los cuales irán pasando por este mismo estrado para exponernos sus métodos de trabajo, lo cual resulta increíblemente enriquecedor para todos. A finales de junio contaremos con Jason Webster, autor anglosajón afincado en Valencia, quien muy amablemente nos indicará sus métodos como escritor profesional.

Finalizó el primer taller presencial de scrivener

El pasado jueves 31 de mayo impartí la cuarta y última sesión de los primeros talleres presenciales de Scrivener en Bibliocafé. De hecho, según los desarrolladores del software, se trata del primer taller presencial que se realiza en castellano.

Creo honestamente que el resultado no ha podido ser mejor. A pesar de tratarse de un taller muy especializado he tenido 11 alumnos (en la sala realmente no cabíamos más, con nuestros ordenadores) que han aguantado las 4 áridas y complejas sesiones con altas dosis de estoicismo, ilusión y trabajo, conscientes del mundo de posibilidades que se les abre delante, pero en el cual deberán trabajar por su cuenta.

Quisiera agradecer a mis alumnos su paciencia conmigo: ha sido mi primer taller presencial de Scrivener y no es lo mismo que dirigir seminarios. Si ellos han aprendido algo sobre el programa, yo he aprendido cómo ser más efectivo mostrando sus virtudes y posibilidades, y eso me ha hecho modificar mis planes iniciales sobre la marcha. Con todo, creo que el objetivo principal se ha cumplido: mostrar el inicio del camino, y proporcionar conocimientos suficientes para que cada uno adapte este entorno de creación a su forma de trabajo, manías, etc, de una manera personal y única.

Por cierto, chicos y chicas, cuando terminéis algún trabajo hecho con Scrivener decidmelo y hacedme sentir orgulloso.

Muy probablemente realizaré un nuevo taller presencial de scrivener en ocutubre, así que permaneced atentos a este medio.

Visita literaria a Castellón

El pasado 15 de mayo estuve en la Universidad Jaume I para impartir el seminario sobre Scrivener a alumnos de esta universidad, pero también tuve la oportunidad de pasarme por uno de los días de actividades de Castelló Negre.

Ya mencioné en una anterior entrada la estupenda programación de este evento literario (en realidad multidisciplinar), pero no me resistía a comprobar por mí mismo la salud de este evento para los amantes del género negro.

Efectivamente, Castelló Negre goza de muy buena salud, fortalecida año a año, en una época nada propicia que resalta precisamente el heroísmo de liderar este tipo de proyectos. 

Así que tras recoger mis trastos del seminario me encaminé a la librería Babel del centro de Castellón, epicentro de conferencias y autores de esa semana. llegué justo a tiempo de presenciar la presentación que Marina lópez hacía del escritor Juan Bolea. He de confesar que no conocía la obra de este último, pero su apasionada defensa de la escritura y su exposición me hicieron salir de allí con uno de sus libros.

Posteriormente me encaminé a Espacio Vinnum donde, presentado por Pablo Sebastiá, Antonio Del Real condujo una conferencia sobre el cine negro. Cómo podía perdérmela. Tras un estupendo rato hablando sobre el cine que no volverá (pero que permanecerá siempre en nuestros corazones) y amablemente invitado por Pedro Tejada y Marina López, pude compartir mesa, debate y opiniones con ellos y con Sebastiá, Bolea y Del Real. una velada fantástica.

En noches así no me molesta conducir de vuelta a casa para llegar de madrugada y descansar lo justo para levantarme a las 6 de la mañana a trabajar en mis manuscritos. Son cosas que pasan, pruebas a las que nos somete Castelló Negre. Ya lo estoy echando de menos.

III Concurso Literario “Museo L’Iber”

Las malas noticias son para compartirlas, pero las buenas también. En este caso se trata del segundo caso. Me explico: ayer me concedieron el primer premio del III Certámen de relatos históricos "Museo L'Iber". El fallo del concurso lo podéis encontrar aquí.

Se trata de un verdadero honor, sobre todo teniendo en cuenta el nivel de los otros premiados. También agradezco el reconocimiento del jurado, formado por los escritores Santiago Posteguillo, Antonio Penadés, Fernando Ortega, Marta Querol y Alejandro Noguera, director del museo.

                                De izquierda a derecha: Txema Gil (premio accesit), Marta Querol, Alejandro Noguera, 
                                                      Josep Asensi (2º premio), Santiago Posteguillo… y yo.

Evidentemente, no se trata de un galardón relacionado con mi novela (de la que aún espero daros noticias dentro de no mucho tiempo), pero que me hace mucha ilusión recibir en la misma sala donde asistí a los talleres de literatura que organiza L'Iber.

Mi relato se titula "Nenikékamen" y narra la última carrera de Filípides, hemeródromo de Atenas, desde la bahía de Maratón hasta la capital del Ática. Una carrera que se llevó su vida en la que consiguió una victoria doble.

Según Alejandro Noguera los relatos premiados de las últimas ediciones pueden ser publicados por el museo en algún momento de este verano, así que ya os tendré informados.

Castelló Negre

Desde el 8 al 18 de mayo, todos los amantes del género tenemos una cita con Castelló Negre. Las actividades incluyen personajes tan interesantes como Alejandro Gallo, Juan Bolea y Maruja Torres.

Pero Castelló Negre no es solo literatura. El evento de este año incluye también actividades de música, pintura, escultura, TV y…¡cine!

Echadle un vistazo al programa de actividades, merece la pena.

Personalmente no me pienso perder el maratón de películas de Bogart del domingo 13… tendré que ir desempolvando la gabardina.

Scrivener en la Universidad Jaume I de Castellón

El próximo 15 de mayo, martes, a las 16h, impartiré en la Universidad Jaume I de Castellón un seminario de este fantástico software: "Iniciación a la escritura de novelas mediante Scrivener", en el aula HC2106 de la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales.
La inciativa está organizada por el Departamento de Filología y Culturas Europeas de esta universidad, gracias a los desvelos de la fantástica profesora Marina López, a quien agradezco que haya contado conmigo.

El acceso es gratuito y la entrada libre. Estáis todos invitados.

Scrivener: explorando el binder

Llegó el momento de hablar del corazón de Scrivener. El binder es el lugar donde podemos manejar, arreglar y navegar a través de los elementos de nuestra historia. Como su nombre indica, se trata de una carpeta de anillas a la que podemos añadir fragmentos de nuestra historia. Podemos cambiar el orden de sus elementos, añadir o eliminar otros, estructurar de manera diferente su orden. Es importante decir que lo que hagamos aquí afectará a lo que veamos en las vistas del panel de corcho, o del outliner, y viceversa. Pensad en el binder como en un explorador de Windows con superpoderes.
Os preguntaréis: ¿qué representan en realidad los iconos del binder? ¿Son fragmentos de texto, meta-data asociado, fichas que los anuncian? Pues, en realidad, todo a la vez, y esto es lo milagroso de scrivener. Imaginemos que cojemos con un clip unos cuantos folios con el texto donde está escrita una escena. Imaginemos que en ese clip pegamos además fotografías, trozos de papel con apuntes, varios postits, notas, etc. Para terminar ponemos en el clip, delante de todo, una pequeña ficha rayada donde le ponemos nombre el el resumen del resto de la documentación. Eso es exactamente lo que muestra el binder, ese clip que contiene lo relativo a ese fragmento, y al moverlo arrastraremos todo con él. Lo que ocurre es que mediante las distintas vistas veremos solo el texto, o solo los datos asociados, o solo la ficha…

Los iconos que encontraréis en el binder serán carpetas y archivos. La idea es que las carpetas funcionen como contenedores de archivos, como esos separadores de colores que usamos en nuestras carpetas de anillas tradicionales, y que los archivos sean el texto, pero no te preocupes si has elegido mal cuál es cuál: pulsa el botón derecho del ratón mientras señalas un elemento y podrás cambiarlo con facilidad. Esta decisión es importante, pues establece una jerarquía en tu historia.

Al abrir scrivener veréis tres carpetas: “Draft”, “Research” y “Trash”. Podéis crear otras para alojar otros archivos o textos, pero éstas tienen poderes especiales. “Draft” es donde colocas las partes del texto que REALMENTE forman parte de tu historia, es decir, las que se compilarán en la última fase. Aquí dividiréis entre capítulos o secciones, o actos, o como quiera que hayas organizado tu historia. “Research” es donde scrivener te anima a colocar la documentación (aunque no es el único sitio para ello), y pueden visionarse imágenes, pdf, reproducir videos, fotografías, etc. Trash” es la papelera de reciclaje, donde van los elementos borrados antes de su desaparición definitiva. Podeis renombrar estas carpetas: yo llamo “Manuscrito” al “Draft”, y “Documentación” a “Research”. Estas tres carpetas son las únicas que no se pueden borrar.

Para mí el binder es una manera de “ver” la historia como una unidad (cuando ya la he creado por completo, pues para la construcción del argumento tengo otras herramientas), y lo mantengo normalmente abierto cuando escribo y corrijo. Sólo dejo de verlo cuando me cambio a modo de pantalla completa para concentrarme en escribir una escena que ya tengo clara en mi mente.

 El aspecto habitual de mi sesión de scrivener es así: tened en cuenta que yo coloreo estos elementos así porque me gusta, pero puede hacerse de distintas maneras, según nuestra customización.
1: En este icono encontraréis una primera manera de añadir archivos o carpetas al binder. Hay otras maneras de hacerlo.

2: Esto es una carpeta (ved el icono), creada fuera del “Draft” (Manuscrito), donde suelo apuntar lo que quiero recordar (me resulta más cómodo así). Conservan todas las mismas propiedades que los elementos del manuscrito, excepto que no serán compilados para formar parte del texto principal. Veréis que está desplegada, mientras que la que está justo por encima suya, permanece sin desplegar.

3: Igual que el anterior, pero ahora es un archivo. La decisión de elegir entre carpeta o archivo obedece a criterios de orden y jerarquía, y puede cambiarse mediante una orden del botón derecho sobre el elemento.

4: Hay una opción para numerar los documentos “hijos” de otro documento o carpeta, en el menú de opciones. A mí me resulta útil.

5: Aquí veis un capítulo desplegado. y la diferencia entre una escena no activa y una activa (la que tiene el punto de color, la que vemos en el editor a su derecha). El color se maneja desde View>>use color… (y en el submenú podéis elegir en aplicar el color a los iconos, al binder, al outliner, etc.).

6: Los títulos de cada escena, capítulo, etc, son editables. Puede ser muy útil añadir información al título. Yo uso una numeración, un texto descriptivo, y la fecha en la que suceden los hechos.

7: La documentación vacía: he preferido usar las carpetas que creo (ved 1 y 2), y porque cambié a Scrivener a mitad de novela cuando ya disponía de la documentación. Pero con el nuevo proyecto lo usaré. Probadlo.

8: Otra manera de añadir archivos y carpetas al binder. También se puede hacer a partir del menú, con el botón derecho dentro de él, o incluso duplicando partes ya existentes en el binder (con lo que nos ahorramos poner los mismos settings a cada una).

¿Queréis añadir vuestros textos ya creados al binder? ¡Nada más fácil! En el explorador de windows pulsad en ellos y haciendo drag&drop dejadlos caer en el binder. No os preocupéis si no los dejáis donde queréis, luego podéis cambiarlos. Scrivener convierte estos textos de word a formato .rtf, permaneciendo inalterables los originales en .doc.

Así que,… ¿a qué estais esperando para importar vuestro proyecto a Scrivener?

Capítulo 2 descargable por el Día del Libro

¡SOLO HOY!, y con motivo del Día del Libro, ofrezco la descarga gratuita del capítulo 2 de mi novela sobre el Detective Mejías "La Ciudad de la Memoria". No lo dejéis para mañana que luego me pediréis algo que no podré daros…

Por si acaso, ya sabéis que el capítulo 1 está publicado aquí, de manera permanente en esta web.

Descargar Capítulo 2 "La Ciudad de la Memoria"

Taller presencial de Scrivener en Bibliocafé

Durante el próximo mes de mayo dirigiré un taller presencial de escritura con Scrivener en Bibliocafé. El curso constará de 4 sesiones, de 2 horas de duración, los jueves de mayo (salvo el jueves 3), de 19 a 21 horas. Empezamos el 10 de mayo. El coste del curso es de 60€ e incluye una consumición en cada sesión.

El curso va dirigido a los que os encontréis en cualquier estado de una obra: texto terminado a falta de revisión, escritura en proceso, planificación de la estructura, o incluso fase previa antes de empezar. La flexibilidad del programa es tal que da para ello. Incluye asímismo una tutoría personalizada y un descuento en la adquisición del producto (cuyo precio real ahora mismo son unos míseros 40$ americanos).

 Juntos desentrañaremos los misterios de este programa, y garantizo a los asistentes que habrá un antes y un después en su escritura tras este taller intensivo.  Podéis apuntaros en info@bibliocafe.es.

El cartel anunciador del taller y el programa aproximado del mismo podéis encontrarlo aquí.

 Quiero agradecer desde aquí a la gente de Scrivener (la web de Literature&Latte), el que me apoyen en este primer taller de su software que se hace en España (y esperemos que no sea el único).